Lunes Septiembre 25 , 2017
EspañolFrancés

Cómo se hace una página web

Hay muchas maneras de hacer una página web, y existen muchas aplicaciones que facilitan ese proceso.

Para una empresa que no dispone de página web y desea crear una desde el principio el proceso (sencillo) podría ser más o menos el siguiente:

1.- Comprar el dominio de la página web, 2.- Contratar el alojamiento

Estos dos primeros pasos se suelen realizar juntos puesto que las empresas de alojamiento web suelen ser también Agentes registradores de dominios, y contratar estos dos servicios juntos es la manera más sencilla y cómoda de trabajar.

El domino de la página web es el nombre con el que se identificará a su página en Internet. Por ejemplo, si su empresa de denomina Latitud WEB S.A. posiblemente le interese adquirir el dominio latitudweb.com. Los dominios en Internet son únicos y no se pueden repetir. Si alguien ya ha comprado el dominio que usted desea, puede contactar con el actual propietario del dominio y negociar un traspaso de titularidad, o puede buscar algún nombre de dominio alternativo, similar, que también sea de su agrado. La compra del dominio se realiza normalmente a través de un Agente Registrador.

El alojamiento de la página web conceptualmente es el ordenador SERVIDOR que finalmente pone su página web a disposición de todo el Internet. Generalmente este servicio se contrata a una empresa especializada de alojamiento web.

3.- Diseñar y crear los contenidos de la web

Existen infinidad de opciones para diseñar y crear los contenidos de la página web, algunas relativamente sencillas y otras tecnológicamente más complejas y que exigen conocimientos avanzados.

Una de las maneras más habituales de hacerlo, por su facilidad, es utilizando Sistemas de Gestión de Contenidos (conocidos como CMS en inglés). Son programas que nos ayudan a construir y diseñar la web sin tener conocimientos de programación. De entre ellos, algunos de los más populares son Joomla!, Wordpress y Drupal, y otros más específicos como Magento y Prestashop.

Lo que suele funcionar muy bien en estos casos es contratar un profesional con conocimientos y experiencia en la creación de páginas web.